Arrullo al Sembrar

Arrullo al Sembrar

Con mis manos yo te amareeeee, heee, heee.

Y la tierra sembraré.

Con mi canto te arrullaré, heee, heee.

Y el maicito tomaré.

Con mi alma yo te amareeeee, heee heee.

Y las flores cuidaré.

Con mis manos, te sembrareeeee, heee, heee.

Y la tierra yo seré.

 

Me parece muy apropiada esta canción para acompañar la invitación de mis hermanas de Guapiles, del Jardín Botanico Las Cusingas a Sembrar su Danza.  Ellas han esperado mucho por este día y ya pronto tendrán la oportunidad de llegar a muchas más mujeres de su comunidad a travez de tan bello encuentro.

Cuando recibí esta canción venia llegando de un viaje a Mexico, donde tuve la oportunidad de compartir con una gran familia que se dedicaba a sembrar maíz en Morelia.  Cada parcela tenia un color distinto de maíz y cada familia era responsable de cuidarla.  Las excursiones dominicales eran con la familia completa al terreno, donde no solo le daban mantenimiento al maíz sino que también hacían cantos, almuerzos compartidos y en esta oportunidad hasta un taller de Danza Mexica.

Para mí fue muy impresionante este lugar y la forma como toda una comunidad se organizaba para cuidar de la tierra y su cultivo.  Al llegar a casa sentí este canto que hoy les comparto y espero les guste.

 

Con cariño

Seidy Morales Chicomecoátl

Logo-Cantando-para-Sanar regular

Llamado para Danzar

Cuando la Abuela Ana me dio esté canto fue en el 2014 y me comento que era un llamado a todas las mujeres que estaban listas para realizar su Danza de Luna.  La voz de la abuela es muy bella indudablemente y refleja un gran amor y poder.  Vamos a encontrar en este Blog versiones de los cantos a capela como este, y con instrumentos o grabados en estudio.  Todos son bellos así que vamos a usar todos los posibles.

La palabra Anicarao significa Así Es…   este coro pertenece a otra canción Taina y la abuelita la adapto para efectos de la Danza.

Espero que les guste esta letra tanto como a mí.

 

Llamado para Danzar

Anicarao naquie he,

Anicarao naquie ha.

Anicarao naquie he,

anicarao naquie ha.

Es el llamado que hacemos para danzar,

un proceso de rezo y transformación,

trabajando logramos la sanción,

Y ya junto a tus hermanas,

todo el mundo cantara.

Anicara hooo naquie he,

anicara hooo naquie ha.

Anicara hooooo naquieee he,

anicara hooo naquie ha.

La abuela luna, tu cuerpo reflejara,

en alegría las estrellas se tocaron,

y las abuelas tu trabajo guiaran,

y así danzando tú rezo se escuchara,

Y ya junto a tus hermanas todo el mundo cantara.

Anicara hooo naquie he,

anicara hooo naquie ha.

Anicara hooooo naquieee he,

Anicara hooo naquie ha.

 

Con cariño

Seidy Morales Chicomecoátl

Logo-Cantando-para-Sanar mediano 20

Nanatzin Itzpapalot

11665603_10207230434582123_4603558177655156917_n copiaIMG_7280

Mi gran maestra en este camino indudablemente es Nanatzin Itzpapalot Abuela Ana Carmona, nacida en Puerto Rico y actualmente vive en Costa Rica.  Ella me dio mi primer Cd de música del camino y me permitió participar en los cantos.  Actualmente dirige entre muchas otras actividades la Danza de Luna Metztliyoliliztli en la luna llena del mes de Febrero y vive en el Kalpulli Teo Chantli en Puriscal San José.  Autora del libro ¨La Pipa de Obsidiana Danza de Luna¨ y dedicada desde muy joven al servicio y la espiritualidad esta abuela ha guiado y formado a cientos de mujeres en temas del Camino Rojo y su transformación personal.  Una gran interprete, defensora de las lenguas indigenas y compositora de cantos inspirados y formadores.

De los cantos ella nos ha dado la siguiente apreciación:

¨Agradezco a todas las tradiciones orales que han conservado este conocimiento del canto, ahora lo compartimos con gran amor.  Las abuelas, los abuelos, las danzantes con sus emociones y la palabra han creado fuertes y poderosos cantos que hacen vibrar los corazones de todos nosotros.

Los cantos cambian nuestra vibración y nos conectan con los seres de luz, maestros de otros planos dimensionales que al escuchar nuestro rezo vienen a apoyarnos en el trabajo, son parte del Tambor, quien mueve y acompaña en el rezo.   Reciban armonía y alegría en sus corazón.¨

Tomado del cancionero para Costa Rica 2015.

 

Con cariño

Seidy Morales Chicomecoátl

Logo-Cantando-para-Sanar mediano 20

Canto Camino Rojo

 

Algo que descubrí durante este tiempo es que las canciones van cambiando su letra he incluso las melodías dependiendo de los arreglos que los diferentes círculos preparan.

La tradición fue oran durante muchos años y no era permitido la reproducción de las canciones de ninguna forma.  Actualmente hablando con las Abuelas hemos comprendido la importancia de que los cantos sean de todos y para todos.  Los cantos ancestrales tienen vibraciones muy altas que colaboran con los procesos de crecimiento espiritual, por eso es tan importante el respeto por la letra y la intención de la misma.

Lamentablemente no sabemos mucho de la mayoría de ellos, pero intentaremos en este espacio dar la mayor información posible para honrar el canto, el interprete, el circulo y su vibración.

Hoy en dia ya están en el mercado algunos CD que permiten poder escuchar estos cantos en el carro, durante las horas de trabajo o en los grupos de oración.

Esta canción en Particular la he tomado de los siguientes CD.

IMG_5612IMG_5608

Letra del Canto Camino Rojo

Vienen de la tierra llegan con la luna,

vienen de la estrella y del más allá.

Las semillas nuevas van con los ancestros

despertando la memoria escúchalos ya

oír oír oiiiir.  

Mujeres de luna,

hombres de la estrella,

niños niñas de este fuego despertando están.

Caminito rojo

Sangre de Guerrero

danzaremos en la noche

hasta la luz del sol  

sentir sentir sentiiiir .

Nai na naina nai nai na

nai na naina nai nai na  

nai na naina nai nai na    

nai na na na nanahahaha.

 

Que disfrutes grandemente de esta letra y melodía.

Con cariño

Seidy Chicomecoátl

Logo-Cantando-para-Sanar mediano 20

El Camino Rojo

Nosotros nacemos sensibles y abiertos. Es la forma como somos criados, el modo como los pensamientos, los paradigmas, los rótulos entran en nuestras vidas que determinarán nuestro grado de sensibilidad en el porvenir, el rescate de estos aspectos esenciales de la existencia es un de los objetivos del trabajo de un(a) chamán(a).

Creemos que el Creador vive en el gran misterio y que de allá él administra todo, ve y siente lo que está aconteciendo; pero es importante recordar que existe algo que todas las escrituras sagradas hablan y qué se llama libre arbitrio. Como hacemos nuestras elecciones, y que impacto creamos con ellas en el entorno de nuestras vidas: Nuestro habitat.

Entonces, nos fue dado un vehículo claro entre lo sagrado que se manifiesta en nuestra vida desde la expresión, desde el momento que usamos el verbo –  ¡El Verbo se hizo carne!”.

¡El verbo es el creador de ese canal en el que hablamos, manifestamos nuestra sabiduría a través de la palabra, y oímos, escuchamos el mundo a través de nuestros oídos, y así podemos saber de sus necesidades y sabidurías! Desde el rescate del ser que fuimos en cuanto nacimos (principio básico), empezamos a ser espontáneos, naturales, y así, empezamos siendo verdaderos. Y, por ser verdaderos, reabrimos, a cada nacimiento, los campos de la sensibilidad, de la intuición, de la percepción. Podemos empezar a ver el mundo desde una perspectiva de que no existen cosas buenas o cosas malas. Existen, sí, la forma cómo nos relacionamos con las cosas y la manera cómo dejamos qué esas cosas afecten nuestra vida. Aprendiendo de ellas, o dejándonos dominar por ellas.

Para el chamán, la primera cosa que lo moviliza a hacer el Camino Rojo, es el Creer. No necesita ver el sol para creer y saber qué él está allá en el universo. No precisa saber que hay una estrella en este exacto momento muriendo y otra naciendo. Es una cuestión simple de sentirse el movimiento de la vida.

Desde el momento en el que nos damos la oportunidad de un estado de “no cuestionamiento”, de total aceptación de que: “Lo que es, es”, podemos decir que estamos incursionando en el Camino Rojo; no cuestionar la vida, vivirla en cada instante del aquí y ahora. Percibir que el gran misterio es la cuestión de la manera como se puede vivir esa vida, y aprovechar cada momento, para crecer como individuo, como familia, como comunidad, como humanidad…, compartiendo para que los otros crezcan. Eso es todo lo que hace la diferencia!

El Camino Rojo está basado en la cosmovisión de la mitología nativa y supone la existencia de un camino cuádruplo, así como en otras culturas y filosofías orientales, como el Budismo, por ejemplo. Este Camino de cuatro sendas de sabiduría, se resume en la magia del 4, como el elemento que proporcionó el Gran Misterio desde su AMOR INFINITO, la inspiración sobre la cual creó el Universo mantenido en la luz por el Gran Espíritu Wakan Tanka:

En el comienzo de los tiempos, el Creador puso a los niños el una ronda, al rededor de la Madre Tierra y les dijo a cada una de las razas, de sus responsabilidades y de sus roles en el Grande y Sagrado Ciclo de la Vida. Las sagradas enseñanzas eran divididas en cuatro partes iguales, cada una entregada a una de las tribus. Las cuatro razas raíces fueron enviadas a las cuatro direcciones, y a cada una fue dado un conocimiento especial acerca de la creación. Los pueblos Amarillos les fue confiado el SPÍRITU y el elemento Fuego. A los pueblos Negros les fue confiado el ALMA correspondiente al elemento agua. Los pueblos Blancos aprendieron acerca de la MENTE y el elemento aire. Y finalmente los Pueblos Rojos fueron regalados con el CUERPO, y el elemento tierra.

Cada raza fue entonces bendecida con un cuarto de toda la verdad de la creación. Más con el pasar del tiempo, ellos se olvidaron que su conocimiento era incompleto. Cada uno pensando que su conocimiento era toda la verdad, empezaron a pelear y competir entre ellos.

A los pueblos Blancos les fue dicho que ellos tenían una misión especial de aconsejar las otras razas y unirlas todas en una sola. En los periodos previos, una raza diferente había tenido esa misión, pero cada una había abusado de este privilegio, entonces el creador permitió que cada una de las razas se fuera destruyendo con su propio poder. Volcanes destruyeron el mundo durante el período del FUEGO; Una era de hielo vino y destruyó el mundo durante el período de TIERRA. El diluvio vino, y destruyó el mundo durante la el período del AGUA; Y ahora es el período del AIRE. Los pueblos Blancos saben que la sabiduría de la mente es muy poderosa, y les fue dicho que fueran cuidadosos en este mundo, para que no fuera destruido por el dañar el aire.

Infelizmente los pueblos Blancos se olvidaron de los avisos del Creador, mientras fueron viajando, expandiéndose y conquistando la tierra, y en lugar de ponerse en consenso con los otros pueblos de las otras razas, e ir incorporando sus otros cuartos de sabiduría para unirlos en el TODO de la VERDAD, ellos usaron su poder de la Mente para dominar las otras razas. Ellos fueron hasta los pueblos Amarillos y trajeron el vicio del opio para esclavizarlos, en lugar de aprender acerca del ESPIRITU. Ellos fueron hasta los pueblos Negros y los pusieron encadenados e hicieron de ellos esclavos, en lugar de aprender acerca del ALMA. Cuando ellos vinieron a América, trajeron con ellos los Amarillos y los Negros como esclavos mientras conquistaban la Raza Roja. Ellos nos atendieron a aprender sobre el CUERPO, y la sabiduría de los pueblos Rojos sobre la Tierra, mas en lugar de ello, los destruyeron. Y está muy claro que en nuestros tiempos, la destrucción de las florestas, que producen el oxígeno y el hábitat, la polución de los combustibles fósiles, y la destrucción química de los océanos y de la capa de ozona, todos están encaminando una destrucción de este mundo por la contaminación del aire – Los pueblos Blancos en su especial sabiduría, representada por la mente.

Existen muchas Mandalas Nativas, con varios niveles de correspondencia con la Teoría del Proceso, de Arthur Young. Los pueblos de la MENTE creen que su conocimiento es todo lo que ellos necesitan. Entonces, ellos destruyen el Cuerpo de la Madre Tierra, e ignoran el ESPIRITU y el ALMA de una sola vez.

Entretanto, nosotros aun podemos arreglar y remendar El Ciclo Sagrado y restaurar el equilibrio del mundo. En ese Mandala, los Nativos nos enseñan el balance de los 4 Elementos, cada una de las 4 direcciones que está asociada con un guardián especial, que nos podrá enseñar y proteger, para que podamos anclar este equilibrio y esta sabiduría, trayendo a la Madre Tierra de vuelta la energía que todo sana, y que transmuta todos los desequilibrios, la energía del quinto elemento, TUNKASHILA, el Sol Mayor que nos creó e une a todos, el AMOR.

¿Qué es lo que quieres de tu vida? ¿Qué puedes hacer por

Tí mismo?. Empezar a hacerse esa pregunta te puede llevar a comenzar a reconstruir ese equilibrio desde el lugar donde puedes acceder a hacer la diferencia: en ti mismo. Eso es construir el camino rojo, es construir la buena ruta roja, Canku Lutha, para los hermanos Lakota, es ¡Construir tu vivir en base al sueño original de tu alma, para ser feliz, en cada instante, en cada elección, no importando sus resultados, todos son parte de tu aprendizaje y crecimiento!” Respetando tu cuerpo, para poder respetar el cuerpo de la Madre Tierra, conociendo tus aguas, para poder respetar el agua de la Madre Tierra, Respirando tu aire, para poder inspirarte desde lo sagrado, y respetar el aire de la Madre Tierra, y finalmente encontrándote de vuelta con el fuego de tu espíritu, para poder retornar a la esencia, a la Fuente de la Creación.

Este es el Camino Rojo.

!Mitakuyé Oyas’in¡  !Todas mis Relaciones¡

Tomado de:

http://descalzasporelcaminorojo.blogspot.com/2011/02/que-es-el-camino-rojo.html

 

Con cariño

Seidy Morales Chicomecoátl

Logo-Cantando-para-Sanar mediano 20

Quien Soy …

DWD-130118-LSP8x10-7310306

 

Mi nombre es Seidy Morales y durante mucho tiempo la música fue parte de mí. Como muchas otras personas, tarareando canciones, escuchando emisoras determinadas y de vez en cuando explorando en un Karaoke. De niña, participé en un coro estudiantil; muchos años después empecé a estudiar terapias alternativas y entre ellas, la del sonido, los efectos de los cantos mántricos, los idiomas ancestrales, el movimiento físico dejándose llevar por el sonido y como se potenciaba todo esto, con algunos instrumentos específicos de cada regios y sus frecuencias musicales.

Con mucha curiosidad leí todo el material que llegó a mis manos y tenía, según yo, claro el concepto pero más que eso lo que necesitaba era experimentarlo y vivirlo en carne propia.

La oportunidad llegó en febrero del 2012. Mi hija mayor, que es una de mis grandes maestras, tenía una mentora de algo que yo en ese momento no conocía, llamado El Camino Rojo.   Con ellos se reunían para hacer rezos de Luna llena con una Pipa de Obsidiana y me invito a acompañarla a una actividad de 4 días para mujeres, en las que rodeadas de naturaleza y armonía practicarían trabajos espirituales. Yo la escuchaba hablar de la importancia de nuestra unión con la madre naturaleza, del respeto a todo ser vivo y muchas otras cosas interesantes, pero no la había acompañado hasta ese momento.

Al llegar al lugar me encontré con toda una comunidad de mujeres comprometidas con su camino espiritual pero idénticas a mí, con los mismos problemas y dificultades que cualquiera, haciendo un gran esfuerzo por rescatar ese espacio para ellas y trabajando en equipo a cargo de una gran y talentosa mujer llamada por todas con mucho cariño Abuela Any. Su nombre indígena es Nanatzin Itzpapalotl, quien me dio no sólo la oportunidad de participar en la actividad sino también de ser parte del equipo de mujeres que cantaban y tocaban un tambor, llamado para ellas, el Huéhuetl.

El trabajo era nocturno así que la primera noche fue muy dura para mí. Mis bellas y pacientes compañeras de Pachamama hablaban inglés y las canciones eran en Náhuatl  y por supuesto, yo no entendía ninguno de los dos. La lucha contra el sueño y otros elementos me hicieron pensar muchas veces: –¿Qué estoy haciendo aquí?

Pero lo más interesante fue que algo muy extraño empezó a resonar en mis adentros, cada vez que tocaban el tambor con la baqueta (palo delgado con que se toca instrumento de percusión). Sentía en mi garganta como un eco. Para no hacer esta historia muy larga, les contaré que el último día ya me daba a entender con mis compañeras, lograba mantenerme despierta y con muy buen ánimo, entendí los diferentes toques del tambor y podía hacer los cantos en Náhuatl.

Yo no quería salir de ese espacio en el que me había encontrado con una mujer diferente a la que yo pensé ser, una mujer valiente, fuerte y con muchos deseos de vivir cada momento de mi vida. Mi voz tímida y poco educada ahora deseaba sólo cantar y cantar y cantar.

Al regresar a mi rutina diaria, me estaban esperando exactamente los mismos retos y compromisos de antes pero esta vez el elemento sorpresa fue esa vibración diferente y desconocida para mí, que me acompañaba.

Conseguí toda la música que pude, escribí las letras que recordaba, empecé a dedicar tiempo al día para preparar con mi voz o la de las otras mujeres, material de audio que empecé a escuchar mientras trabajaba, manejaba o esperaba a mis hijas de salida de clases. Y de esa manera me mantenía en conexión directa conmigo misma.

Entonces ahora sí podía decir que ya había experimentado la energía sanadora de cantos ancestrales, de un instrumento tan poderoso como era el Huéhuetl, la capacidad del cuerpo humano de entrar en sintonía a través del movimiento y el reencontrarme con mi voz, honrarla y respetarla como mi propio medio de sanación. Pero ahora no quería perder ese potencial, así que esa fue la forma como empecé mi propio camino con teoría y práctica, ayudada de una comunidad maravillosa que me recibió con los brazos abiertos y me enseño que es lo que yo realmente quiero tener en mi vida y que puedo compartir con otros.

En el 2015 cumplí 4 años de vivir estas experiencias con el maravilloso regalo de haber compartido con hermanas y hermanos de Colombia, México, Canadá, Puerto Rico y Costa Rica. Cada lugar con su propia energía única, cada grupo de mujeres con una enseñanza y cada canto con su propio corazón. Quería encontrar una manera de compartir lo que había aprendido con tanta gente linda y facilitar el camino a los que vienen empezando y desean conocer más, así que decidí crear este espacio que a partir de ahora será suyo y mío para compartir, vivir y amar cada canción, cada intérprete, cada compositor y cada región que nos la regala a toda la Humanidad.

Me siento feliz del trabajo realizado, ya que ahora yo también puedo escuchar mi propia música interior y en ocasiones cantarla para mí y para otros.

Ese es el objetivo de este Blog, que no sólo disfrutemos los cantos y las letras de esta nueva humanidad, sino también los cantos propios, ya que todos somos Vibración, Música y Energía Vital por dentro, sólo tenemos que recordarlo.

Honro y respeto a todas las personas que van a ser parte de este blog por su deseo que compartir con otros y que sus cantos trasciendan las fronteras y se depositen en los corazones que estén listos para disfrutarlas.

 

!Tlazocamati! ¡Tú sabes estar en el fuego del Amor!

 

Con cariño

Seidy Chicomecoátl